POETRIA MINOR

O "Los Poetas Menores" de El Capaneo:
un hermano menor, pero ruidoso e inquieto,
que quiere salir a jugar...


Abrimos esta sección de poetas jóvenes y desconocidos (algunos, aun para sí mismos), que decidió retoñar de las entrañas del gigante CAPANEO, alimentándose de su POETRIA MAIOR.

Poetria, para que puedan darse cita los ejercicios de creación y traducción poética de los amigos.

"Minor", como un gesto de reverencia conmovida que hacemos hacia los grandes poetas (porque reconocemos la grandeza), pero no menor en dignidad, porque surge del mismo palpitar humano del corazón.

Un seminarium, un "semillero": una escuela de poetas y traductores...
Para cuidar a los hermanos menores.


Revista Universitaria El Capaneo




"Cuerpos y Almas" de Maxence Van der Meersch

“-Sí. Ya no se cree en nada, el mundo se le ha revelado a usted como un caos azaroso, en el camino sólo se encuentra egoísmo, egoísmo de ambición, de dinero, egoísmo de familia, egoísmo de amor…Uno se siente seguro de la vacuidad de todo y súbitamente, se encuentra en su camino a alguien, un rostro humano, una sinceridad, una rectitud, una abnegación que resucita el enigma, que plantea de nuevo el problema, todo el problema de nuestro destino.”

Olivier Guerran

En esta cita se resume el hilo primordial de esta magnífica obra. Su autor, Maxence Van der Meersch, vivió en Francia durante la primera mitad del siglo 20. Maxence nos inserta sin censuras en la sociedad francesa de 1920 para provocarnos con una multitud de preguntas :
¿Dónde encontramos la Verdad? ¿Existe un camino? ¿En qué debemos creer? ¿En donde radica la belleza de la vida?

El drama constante es, sin duda, fiel reflejo de la propia vida de Maxence. De pequeño se vio enfrentado al horror de la guerra en su tierra natal; ya joven, tuvo que distanciarse de su padre por enamorarse de Thereze, una chica francesa de origen humilde, quien será no sólo su esposa, sino además la inspiradora de muchas novelas; y, luego, la impotencia frente a la tuberculosis que padeció Thereze.
El problema del hombre y su destino es descrito a través de las vidas de Jean, Michel, Mariette y Fabienne Doutreval, una importante familia de médicos de Angers (Anjou, Francia). Cada uno irá forjando un rumbo diverso a la par de sus elecciones personales. Aunque la descripción de las intervenciones quirúrgicas, realista hasta la crudeza, puede acaparar nuestra atención, la gran protagonista es la dimensión moral y espiritual de los personajes. El quirófano es, de hecho, el escenario en donde se juega todo el drama de la conciencia que tiene cada uno del significado de la vida.
El problema del destino personal es la cuestión de este libro: ¿cuál es la naturaleza del deseo que nos constituye? ¿Qué certeza puede darle consistencia definitiva a nuestro camino? ¿Qué puede colmar nuestras ansias?

“Tú has elegido el mejor camino”, le dice Jean Doutreval a su hijo. ¿Cuál será?

Lucas

N.B.: Ojo avizor por esta joyita. El libro, aunque de hecho tenga múltiples ediciones renovadas asiduamente (Alfaguara, Alianza, Andrés Bello, Porrúa, etc.), en la práctica no es tan fácil de conseguir, en comparación con los libros que pululan cotidianamente en las estanterías de la calle Corrientes. A medida que encontremos lugares de venta del libro, los iremos colgando. Si alguien se entera, avise.

5 comentarios:

Pietro dijo...

Es uno de los 10 mejores libros que he leido, es una obra tan bien hecha, tan real y tan magistralmente narrada que puedo atreverme a decir que es del mismo nivel que "Los Miserables", "Madame Bovary" o "Las Flores del Mal", es una extraordinária disección del entorno y de la personalidad de un médico, de que es lo que piensan ante su primer paciente, de como cambian cuando han sido años de ver sufrir y morir enfermos, de como y cuando pierde los ideales y los animos de cambiar la medicina,de las reacciones ante el sufrimiento ajeno, ante la codicia, ante el prestigio entre los colegas y ante las tragedias y desdichas personales.
Los personajes están increiblemente diseñados que parecieran tener vida, expone a los "Grandes salvadores dela humanidad" como lo que son "Buitres en espera de que la enfermedad aqueje a alguien para acercarse y ganar un cliente más" representa a los diferentes médicos que existen, los que se corrompen, los que se ufanan de su pericia con el escalpelo, los que luchan por conservar su honestidad y los que aún a pesar del tiempo y de sus colegas conserva sus ideales
La descripción de la situaciones que ocurren en los hospitales franceses de la primera mitad del siglo XX, son tan bien plasmadas que juraria que se está leyendo lo sucedido en cualquier clinica del IMSS o centro de salud Privado del año 2008, nada ha cambiado y seguramente nada cambiará.
Me fascinó, es muy superior a "Doctor Zhivago" o a "El Médico" de Noha Gordon. Cualquiera que pretenda convertirse en médico, enfermero o que esté en contacto con la salud y enfermedad debe considerar "Cuerpos y Almas" como una obra imprescindible.

fisquero dijo...

Espeluznanate y a la maravillosa novela, en la que se ponen al desnudo las miserias y las grandezas del alma y el espíritu humanos.
Una gran obra de la literatura que merece la pena no dejar caer en el olvido, posee los ingredientes, la fuerza, la calidad y el mensaje necesarios para ser considerada un clásico y recomendar su lectura por tanto por su calidad literaria como por los valores humanos que trasmite.
Una auténtica JOYA

Shirubana dijo...

Llegué al sitio buscando referencias sobre el libro de este post ya que lo tengo en mis manos y no sabía de qué se trataba ni si leerlo o dejarlo seguir su camino dentro de bookcrossing. Con esto que escribiste y los comentarios que dejaron, me lo quedo por un tiempo para leerlo.

Saludos.

Edgardo dijo...

Recibi este libro como premio en la secundaria en 1966. Me marcó tanto que en ese momento confirmé mi vocación y me convertí en médico. Más de 40 años después lo he releido y lo encuentro más actual que nunca. Es el mejor retrato literario de esta profesión tan particular

María de los Ángeles Camacho Rivas dijo...

Tanta maravillosa experiencia con las páginas de ¨Cuerpos y almas¨ me ha animado a comprarla. Ya pronto la cometaré.